www.conduciendo.com (© Copyright (c) Conduciendo.com. Todos los derechos reservados.)
actualizado | por Matias Muro| www.conduciendo.com

Test: Chevrolet Cruze 5 LTZ AT

Tomamos contacto con el modelo hatchback tope de gama de la familia que se destaca por su confort, habitabilidad y dinámica.


Chevrolet-Cruze-5-100412-20.jpg

Chevrolet-Cruze-5-100412-20.jpg

Luego del desembarco del Cruze Sedán (uno de los modelos globales de GM) promediando el 2010, la casa del moño dorado redobló la apuesta y también hizo lo propio a fines de 2011 con el lanzamiento de la serie de cinco puertas para ofrecerle a los clientes otra variante en la gama.

En lo que refiere a su diseño, el Cruze 5 es algo más corto pero más ancho que la serie sedán (ver ficha técnica). De por sí, el automóvil llama la atención por sus líneas y eso se ve en la calle. Si bien las modificaciones principales con respecto a su hermano de cuatro puertas se perciben en la zaga, tenemos que decir que a nuestro parecer la terminación de su sector trasero es adecuada y armoniosa.

Ya en su interior, el Chevrolet Cruze 5 mantiene un ambiente confortable y agradable a la vista con sus tapizados en cuero claro, la combinación en las terminaciones símil acero y la iluminación de los elementos azulada. Asimismo, la posición de manejo se encuentra fácilmente gracias a las regulaciones del asiento y de la columna de dirección, donde también los diversos comandos como los alzacristales, calibración de espejos, y consola central están al alcance de la mano.

Desde el puesto de mando ya no hace falta colocar la llave ya que este Chevrolet Cruze 5 LTZ AT posee el mecanismo de reconocimiento y la puesta en marcha se produce a través de un botón a la derecha del volante.

Si bien el auto, es muy confortable en todas sus plazas, uno de los puntos en contra es la falta de algunos elementos de equipamiento que tanto el Peugeot 308 como el Renault Mégane III incorporan. Tales son los casos del climatizador bi-zona (el Cruze añade de una sola zona) y el navegador satelital. Al igual que algunos de sus competidores, las visión trasera es algo reducida.

En tanto, una de sus virtudes principales se aprecian en el baúl, que con 413 litros de capacidad nos sorprendió gratamente aunque es algo menor al sedán que registra en este ítem unos 450L.

En materia de seguridad, el vehículo cumple con las expectativas ya que contiene seis airbags (frontales, laterales y de cortina), ABS con EBD y los controles de tracción y estabilidad desconectable. Por si fuera poco, posee encendido automático de luces, sensor de lluvia, cierre de puertas automático con la marcha, ganchos ISOFIX para la silla de los niños y luces antiniebla delanteras y traseras.

Que decir de la mecánica del Cruze 5. Su motor 1.8 litros de 141 caballos es un equilibrio entre los propulsores 1.6 y 2.0 litros que ofrece el Peugeot 308 o el Renault Mégane III. De esta manera la planta motriz del modelo de Chevrolet, colaboró con el ahorro de combustible y se ha comportado de buena manera tanto en ciudad como en ruta. Cuando se lo exigió, el impulsor respondió sin problemas aunque cuando se hundió aun más el pie derecho los consumos se dispararon un poco.

La transmisión que se hermanó con este propulsor ha sido la automática-secuencial de 6 posiciones, con la cual el Cruze 5 obtuvo buenas respuestas. En la modalidad manual y a velocidades superiores a 110 km/h, la sexta marcha le permite al motor ir relajado a bajo régimen colaborando con la reducción del consumo. Asimismo, cuando dejamos la palanca en el método automático, el paso de los cambios fue casi imperceptible. Hay que recalcar su andar en ciudad, que se produjo sin sobresaltos ni ruidos y al momento de encarar la ruta se lo percibió muy estable brindando una sensación de seguridad en todo momento.

Como conclusión, sólo nos resta decir que el Chevrolet Cruze 5 LTZ AT ha cumplido gratamente con las expectativas. Su puntos más fuertes pasaron por su diseño con su sector trasero bien logrado y la combinación de líneas deportivas en auto para la familia. Su habitabilidad y baúl tampoco se han quedado atrás como así también el conjunto mecánico y su estabilidad en ruta. Lo que sí creemos que podría mejorar es su equipamiento ya que algunos de sus rivales cuentan con navegador satelital y climatizador automático bi-zona, por poner algunos ejemplos.

Así, el Chevrolet Cruze 5 pasó la prueba y se muestra como uno de las opciones para competir en un segmento reñido.

0Comentarios