© Tesla Motors, Inc

Primero lo primero: No habrá autos voladores en tu camino -no mañana, tampoco el año próximo, quizás nunca-, pero eso no quiere decir que el futuro de la tecnología automotriz sea aburrido. Una cantidad creciente de vehículos híbridos y eléctricos amenaza con llevar el antiguo entramado energético del país hacia la era digital, mientras que los nuevos polímeros inteligentes autorreparables podrían dejar en la bancarrota a las casas de repuestos.

Aquí están las tendencias tecnológicas -dividas en tres amplias cateogrías- que podrían tener el mayor impacto enla industria automotriz y tu experiencia de manejo para los próximos meses, años o décadas.

1. LA EVOLUCIÓN DE LAS INTERFACES DE USUARIO
Este año: Panel de control con pantalla táctil

Ya sea una epidemia de envidia al iPhone o una evolución natural de la interfaz de usuario, los fabricantes de autos están empezando a reemplazar sus indicadores y controladores analógicos con pantallas táctiles. En la feria de Frankfurt de este año estaban en cada vehículo eléctrico o híbrido, como el Volkswagen E-Up! y el Citroen REVOLTe, con pantallas sensibles que localizaban las estaciones de carga más cercanas. Los vehículos eléctricos anteriores, como el Chrysler 2000 EV Concept y el Tesla Modelo S, alardeaban de todas sus propiedades táctiles (el 200C no posee ningún control analógico), mientras que otros vehículos ofrecen algunas innovaciones similares pero menores. El definitivamente no-eléctrico Range Rover viene con una pantalla "doble vista" de 12 pulgadas, que le permite al conductor controlar las direcciones del GPS mientras los pasajeros miran un DVD, todo en la misma pantalla. El Range Rover también integra más controles en su interfaz táctil que los modelos anteriores, prueba de que las perillas, botones y otros controles "duros" están en peligro de extinción.

Esta década: Realidad aumentada
Aunque recién esté dando sus primeros pasos, la realidad aumentada -la combinación de una imagen real con una virtual- está llegando al momento de expansión. Wikitude Drive, una aplicación relativamente simple para los teléfonos móviles Android, da un vistazo del potencial de la RA. En lugar de un paisaje digital donde ver la siguiente curva, Wikitude Drive ofrece una vista real del camino tomada con la cámara del teléfono donde flota superpuesta la información relevante. De una manera similar, los investigadores ya están desarrollando sistemas de RA que utilicen pantallas de seguimiento para etiquetar riesgos potenciales con señales de advertencia. BMW ya ha presentado un concepto algo extravagante: antiparras que muestran videos instructivos a los mecánicos mientras trabajan en un vehículo. La RA en vehículos ofrece a los ingenieros la posibilidad de hacer pantallas tan útiles como omnipresentes.

Este siglo: Vehículos inteligentes
Olvídate de la posibilidad de una Autopista Inteligente, esa larga y dolorosa iniciativa de desarrollar una red de carreteras inteligentes, autos más inteligentes y conductores más seguros. Tras décadas de investigación y cientos de millones de dólares invertidos, la perspectiva de instalar dispositivos de comunicación a lo largo de todas las autopistas del país es más desalentadora que nunca. De cualquier forma, vehículos que conversan entre sí utilizando una combinación de información GPS y señales de onda corta podrían sortear completamente los defectos de infraestructura. En la última Feria Automotriz de Frankfurt, Audi mostró una versión eléctrica del Quattro llamada e-Tron, que ofrecía un sistema de comunicación a bordo que analiza el fluido vehicular y la sincronización de los semáforos para confeccionar un camino optimizado y un mejor rendimiento energético. El resultado de una red más amplia de vehículos inteligentes podría oscilar entre lo más sencillo como alertas de tráfico y accidentes instantáneas basadas en las señales de los demás autos a la opción más ambiciosa de vehículos encadenados digitalmente, cada uno siguiendo concientemente las órdenes del vehículo líder. Daimler probó algo así como un "pelotón" de camiones en 2003 y, este mismo año, investigadores del Instituto de Investigación del Sudoeste en San Antonio (Southwest Research Institute) llevaron adelante una demostración similar de tres vehículos en Washington D.C. Con su combinación de dirección autónoma y reclutamiento a la vieja usanza, las caravanas podrían reducir las congestiones de tráfico y mejorar la economía de consumo energético. Esa es apenas una aplicación para vehículos inteligentes, un hito en el camino hacia el automóvil completamente autónomo.

2. MATERIALES
Este año: Bioplásticos

Es fácil hacer espamento con la novedad de los así llamados bioplásticos -que contienen cantidades variables de material orgánico, como maíz, algas o soya-, aunque no significa que puedas roer las butacas del Lexus HS 259h 2010 si estás un poco hambriento. Los bioplásticos siguen siendo plásticos, aunque contengan menos petróleo e impliquen menos contaminación de carbono para los fabricantes de autos. La condición aún vulnerable de los bioplásticos, que pueden degradarse cuando son expuestos al clima o a la luz solar, los hace más aptos para los interiores. Pero mientras los investigadores experimentan con nuevos componentes orgánicos y técnicas de fabricación más duraderas, los analistas esperan que los bioplásticos reemplacen gradualmente a los plásticos tradicionales y posiblemente se utilicen en lugar de los paneles de puertas actuales y otros componentes exteriores como una alternativa más sustentable.